Manto Siglo XVIII (2de2).png

CARACTERÍSTICAS:

Tejido: Tisú de plata muy fino, rodeado por un galón de 6 cm. Trabajado en oro fino muy antiguo de cordoncillo y caracolillo.

Medidas: Altura parte frontal 72 cm. Altura parte posterior 81 cm. Contorno 232 cm.

Bordados: Oro fino. Pequeña cenefa de hojas de 3,5 cm rodeando la orla, seguida de otra de 9 cm de flores y ramaje. En las esquinas frontales dos canastillas de flores espléndidamente bordadas en realce. En el centro de manto, en su parte posterior, una parte, sustentante que une tres flores y ramaje. El resto está salpicado por trece florecillas.

HISTORIA:

A principios de verano de 1.988 aparecía el manto en los desvanes de la Concatedral de Santa María. El párroco Vicente Bengoechea lo entregó a la Junta de la Cofradía para su restauración dado su precario estado. En octubre de ese mismo año pasaba a manos de la conservadora del Ropero quien procedió en primer lugar a su limpieza, muy difícil por la gran cantidad de polvo acumulado entre los bordados, luego a la colocación del forro, fleco y puntilla. También faltaba el escapulario central con el Ave María, que tuvo que ser confeccionado de nuevo. El fleco que se aplicó procede de otro manto también del siglo XVIII.

Es una pieza de gran elegancia, consiguiendo los autores una gran perfección en su montaje. Ya convenientemente restaurado fue colocado a la Virgen durante las fiestas de 1989 llamando la atención su tamaño, mayor al que actualmente se viene colocando.

Desde entonces se ha convertido en uno de los habituales de la imagen, siendo el llevado por la Lledonera  en la fiesta del cofrade, el tercer domingo del mes de octubre, y en otras señaladas fiestas litúrgicas.

 

 
Stop Slideshow
Start Slideshow
Refresh
Next Image